Pin
Send
Share
Send


El colon es la porción del intestino grueso de los mamíferos que comienza donde finaliza el ciego y acaba donde empieza el recto . El ciego, el colon, el recto y el canal anal forman el intestino craso , que es la penúltima porción del aparato digestivo.

Puede definirse al intestino craso como un tubo muscular de un metro y medio de largo, que absorbe agua y nutrientes minerales de los alimentos y almacena los desechos.

El colon puede dividirse en cuatro secciones. La primera se conoce como colon ascendente , comienza en la unión con el intestino tenue y se extiende por el lado derecho del abdomen . La segunda sección es el colon transverso , que atraviesa el abdomen desde el lado derecho hacia el izquierdo. En sus extremos se forman flexuras denominadas flexura cólica derecha (une el colon ascendente con el colon transverso) y flexura cólica izquierda (une el colon transverso con el colon descendente).

La tercera sección es el colon descendente , que continúa hacia abajo por el lado izquierdo del abdomen. Por último, la cuarta sección es el colon sigmoideo que se une al recto y desemboca el canal anal.

El colon irritable es una enfermedad funcional (sin correlato orgánico) que afecta al 15% de la población. Sus síntomas incluyen fuertes dolores abdominales, diarrea, estreñimiento, fatiga y malestar general.

La dieta y los componentes emocionales son las principales causas del colon irritable. El estrés , la ansiedad , la angustia y la depresión son factores psicológicos que pueden ser somatizados por el paciente a través de la aparición de este trastorno .

Las emociones y el aparato digestivo

Las personas que llevan vidas desordenadas y estresantes suelen padecer complicaciones gastrointestinales a causa de la tensión acumulada, las más comunes son el estreñimiento y la gastritis . Además existe también otro tipo de afecciones como el síndrome del colon irritable que se debe a conflictos emocionales que ocupan un excesivo espacio en nuestra mente y de los cuales no podemos desprendernos ni resolver.

Cuando una persona sufre la enfermedad o muerte de un ser querido suele manifestar su angustia y su desazón a través de padecimientos en el aparato digestivo y el antes mencionado es el más común.

Esta afección suele hacerse presente más en las mujeres que en los hombres y se caracteriza fundamentalmente por provocar una disminución acelerada en la calidad de vida de quienes la padecen.

Esta patología se presenta a través de una inflamación del estómago que provoca que el paciente no digiera bien los alimentos. Además puede ir acompañado de estreñimiento, diarrea y malestar constante, causas que, a su vez, afectarán al individuo en su vida social ya que, al sentirse débil, dejará de frecuentar sus círculos y pasará más tiempo solo e incluso puede desembocar en una enfermedad psíquica como depresión, si no es tratado a tiempo.

Según la doctora Carolina Dulcey, quien ha estudiado exhaustivamente las causas de esta dolencia, la misma se presenta porque las personas se dejan desbordar por sus responsabilidades y actividades y entonces empiezan a comer mal (a deshoras y sin tener en cuenta qué clase de alimento ingieren). Con el correr del tiempo, al no prestarle atención a las necesidades de su organismo y no acudir a un especialista, este problema puede convertirse en una patología crónica que para ser resuelta necesita de un tratamiento especializado.

Es importante señalar que con una dieta balanceada, indicada a ser posible por un especialista, es plausible colaborar con una pronta recuperación. Lo fundamental es a su vez trabajar sobre el origen psicológico del problema porque nuestro cuerpo es un todo y si algo no funciona por causa de otro tema irresoluto, hasta que dicho tema no sea tratado lo único que haremos será emparchar pero tarde o temprano volveremos a caer en la misma situación.

Video: Sufre de 'Colon irritable'? Conoce sus causas y cómo tratarlo (Enero 2022).

Pin
Send
Share
Send